Inicio / Foro / Maternidad / Creo que es fantástico, leédlo!

Creo que es fantástico, leédlo!

27 de mayo de 2010 a las 14:53


Qué historias más tristes; qué felices están madres e hijos hasta que los médicos empezamos a dar consejos...

El peso de este niño es normal, su talla es normal, y la relación peso/talla es normal. El percentil 50 es normal, y el 10 es normal, y el 3 es normal, y el 1 también es normal. Y lo que no es normal es que en un país no haya un 10% de niños por debajo del peercentil 10, y un 3% por debajo del percentil 3.

Puesto que apenas come papillas (¡por suerte!), y sí que engorda, es evidente que sí que toma suficiente pecho. Si a la madre le parece que no mama, debe ser porque mama muy rápido y acaba enseguida.

Ahora bien, si de verdad están preocupados por el peso y quieren que engorde más, pues tendrían que darle más alimentos nutritivos y menos aguachirri. Es decir, más teta y menos fruta, menos verdura y menos harina.

Puesto que está rodeada de "consejeros voluntarios", lo mejor que puede hacer es tomarles la palabra. "Son ya siete meses, el niño tiene que comer comida normal..." Es lo único razonable que le han dicho. Que le dé comida normal. No es normal que un bebé tan grande esté tomando triturados y papillas y porquerías. No es normal que esté tomando cereales industriales. La comida normal es la comida que comen los padres; seguro que no comen eso. Y la forma normal de comer la comida normal es que la coja él solito, con sus dedos o con su cubierto, y se la lleve él solito a la boca. No es normal que otra persona te meta la cuchara en la boca.

Si busca "baby-led weaning" en google verá a docenas de bebés comiendo comida normal de forma normal.

Al comer normalmente tomará mucha menos fruta, mucha menos verdura y mucha menos harina. Así le cabrá en el estómago más leche. Estará mejor alimentado, estará menos estreñido, y aprenderá a comer comida normal. Porque ahora no está aprendiendo nada.

¿Que no le gusta el arroz pasado y aplastado? Bueno, no suena muy apetitoso. ¿Por qué no le da arroz con tomate normal y corriente, o el plato de arroz que suelan comer en su casa? Y si tampoco le gusta, no pasa nada. El error es pensar que tiene que comer arroz cueste lo que cueste, y si no le gusta el de verdad, le daremos polvos industriales, y probaremos todas las marcas hasta encontrar la que se coma bien... Todo lo contrario. Los bebés no necesitan arroz para nada. Lo que queremos conseguir "cueste lo que cueste" no es que coman arroz "ahora", con siete meses. Lo que queremos conseguir es que, en un plazo razonable, a lo largo de los próximos meses, se acostumbre a comer bastantes de los alimentos que constituyen la dieta habitual de su familia. No necesariamente todos, que una persona puede vivir toda su vida sin comer arroz; pero al menos unos cuantos: el que no quiera arroz, que coma garbanzos, o fideos, o pan, o patatas...

El bebé que agarra con sus deditos un solo grano de arroz, un solo guisante, un solo fideo, se lo lleva a la boca, lo explora... y lo vuelve a sacar, está avanzando. Lo importante no es que coma, sino que aprenda: aprende a agarrar la comida, a llevársela a la boca, a distinguir los sabores y texturas de los alimentos, a tomar decisiones ("esto me lo como, esto no"), a masticar (aunque no tenga dientes), a tragar, y a disfrutar de la comida como un momento agradable. El bebé al que "enchufan" un puré, que "le cuesta", que le tienen que "distraer" para que coma, no aprende nada de nada: ni coge la comida, ni se la lleva a la boca, ni disfruta comiendo, ni mastica, ni traga, ni distingue los sabores y las texturas porque todo está triturado junto y sabe a rayos, ni es capaz de tomar decisiones, ni siquiera aprende que comer sirve para saciar el hambre, porque no tenía hambre. Probablemente se queda con la vaga idea de que comer sirve para fastidiar a los niños. Y encima, como le meten una cantidad excesiva de alimentos poco nutritivos, toma menos leche. Y como no ha aprendido nada, tendrá que aprender en otro momento: tarde o temprano, al año o a los dos años o a los tres años, tendrá que agarrar su primer grano de arroz y llevárselo a la boca. Algo que podría haber sido fácil a los seis o a los ocho meses, se convierte en otro tormento a los dos o tres años.

Saludos
Carlos González"

27 de mayo de 2010 a las 16:37

Muy bueno!!
gracias

Me gusta

Anteriores conversaciones

Ultimas conversaciones

  • Madre o vaca

    1 de noviembre de 2012 a las 20:46

  • Cometí el error de meter a mi hija en mi cama

    25 de octubre de 2010 a las 11:04

  • Al cole con 4 años

    15 de septiembre de 2010 a las 13:34

Conversaciones más activas

Jarabes PhytoBronc

Compartir
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest

TENA Lady Discreet

Compartir

Puede interesarte