Inicio / Foro / Maternidad / La independencia de la mujer, a quien beneficia?


La independencia de la mujer, a quien beneficia?

10 de julio de 2009 a las 11:25

La mujer ha dado grandes pasos para su independencia, ha conseguido independencia economica, independencia ideologica, no vivir a espensas de un hombre y ser INDEPENDIENTE, pero en mi opinion, y es solo mi opinion esto nos esta costando otras cosas...

La mujer ha comenzado a trabajar fuera de casa, ha dejado de lado el delantar para salir a la calle a conseguir su independencia economica, y bien? No encuentro el beneficio si cuando llega a casa toca ponerse el delantal y hacer lo que no has podido hacer cuando estaba en su trabajo, y esto nos lleva a que no podemos dedicarles tantas horas a nuestros hijos como nuestras madres o abuelas que se dedicaban a sus hogares, y eso pesa, con los años pesa, asi que si hay que encontrarle alguna ventaja a esto que alguien me lo cuente.

Y mas cosas pero no me quiero enrollar, solo era un pensamiento plasmado en el post.

¿Cómo afrontar su primer día de guardería?

¿Cómo afrontar su primer día de guardería?

¿Cómo afrontar su primer día de guardería? ¿Cómo afrontar su primer día de guardería?

DIY con niños: ¡aprende a hacer tarjetas de felicitación con mariposas! DIY con niños: ¡aprende a hacer tarjetas de felicitación con mariposas!

¡Vísteles con la ropa adecuada para que jueguen siempre cómodos! ¡Vísteles con la ropa adecuada para que jueguen siempre cómodos!

10 de julio de 2009 a las 11:29

Es que..
aun quedan muchos pasos por dar.. hemos conseguido la independencia economica, la laboral.. pero ahora queda el que las tareas del hogar no sea solo de la mujer.

Para esto hay que educar a los niños desde muy pequeños para que sepan que el barrer, fregar, planchar.. etc. lo hacen papa y mama.


Y espero que cuando mi hija sea mayor esto haya cambiado

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 11:42

Hola
Estoy totalmente de acuerdo contigo en tu post... y es que es verdad lo que comentas, mucha independencia de la mujer, pero lo que hemos conseguido muchas además es doble de trabajo... porque como tú dices, ahora nos vamos a trabajar, ya no dependemos de nuestros maridos pero cuando llegas a casa te espera tu otro trabajo... todo tiene sus pros y sus contras pero lo peor son los peques... creo que son los más perjudicados en esto. Yo, gracias a que me lo puedo permitir y tenemos una empresa que llevamos mi marido y yo he dejado de trabajar por las tardes, solo voy por la mañana y esto es una gran ayuda y gran paso, puesto que tengo la tarde para hacer mis tareas del hogar y estar con mi peque, y las mañanas en el trabajo, pero las mujeres que teneis que trabajar todo el día, llegais a casa por la noche, bañais al peque y a acostarle, pues es para plantearte precisamente lo que dice este post... libertad en unas cosas pero en otras... deja mucho que desear!!

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 11:47

La independiencia sólo es tal
si va unida a compatir las tareas caseras, si no, es ¡doble dependencia!, del curro y de la casa. Vamos, que si encima de currar fuera el de casa es sólo para tí eso no vale. Otra cosa es que el trabajo no es sólo una fuente de ingresos, o al menos no debería, también lo es de relaciones sociales, de autoestima, de diversificación...el problema es que a veces hay curros...muy chungos y en muy malas condiciones, y ahí ni relaciones ni autoestima ni gaitas.
En fin, yo la verdad me gusta trabajar fuera, también reconozco que tengo un trabajo que me gusta y con buenas condiciones, pero lo de la casa tenemos que seguir educando a los contrarios, y desde luego a los hijos también para que la igualdad sea una realidad.

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 11:54

Pues
Claro, es que la evolución y la independencia no está en llegar a casa y ponerse el delantal, sino llegar a casa y que tu o tu pareja os pongáis el delantal, unos días tú, otros días él. La mujer que trabaja y luego se tiene que ocupar ella sola de la casa, comida y niños no ha evolucionado en absoluto (más bien para mi gusto ha dado pasos para atrás para los cangrejos. Para mi gusto además de put@ pone la cama. Mi marido y yo trabajamos los dos hasta las 3. Ayer cuando llegue a casa me eché una siesta mientras él recogía la cocina, ponía una lavadora y se ocupaba del peque. Otras veces soy yo la que lo hago y el descansa o estudia o lo que quiera. Eso es independencia e igualdad.

Por otro lado con el tema de los hijos la evolución es muy pequeña... pero en muchos paises europeos las madres tiene mucha más baja maternal que nosotras, tiene jornadas reducidas con sueldos aceptables u horarios intensivos de forma que a las 3 o a las 4 estás fuera del curro. Evidentemente lo que vivimos nosotras no nos beneficia mucho pero yo confío en que poco a poco se irán consiguiendo pequeños logros y tal vez nuestras hijas, o nuestras nietas, tendrán una baja materno/paternal de 2 años (porquemientras la baja se la coja unicamente la madre nunca habrá igualdad laboral), trabajarán hasta las 3 y sus parejas no les "echarán una mano en casa" sino que compartirán las tareas por igual. Esas niñas el futuro son las que se verán beneficiadas por la situación que tenemos nosotras. No sé si te consuela pero es así.

De todas formas como te he dicho ya hay gente que tiene una situación mejor que sus madres y abuelas. Yo trabajo, disfruto toda la tarde de mi hijo y comparto las tareas al 50% (y seguro que no soy la única!) Besos

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:02

El problema no es la independencia de la mujer
...es la falta de igualdad. Nosotras hemos dado el salto a un terreno que antes era casi exclusivo de los hombres (el laboral), pero ellos no han dado un salto equivalente al terreno del hogar, por lo que el reparto de tareas, y en eso sí estoy de acuerdo contigo, es absolutamente injusto para la mujer. Luego está el problema de la sociedad, que tampoco ha evolucionado y no da oportunidades de concilicación para mujeres Y HOMBRES. También tienes mucha razón en que el precio lo estamos pagando nosotras y sobre todo nuestros hijos.

La independencia de la mujer creo que beneficia a la mujer y también a sus hijos; yo me alegro de tener mi trabajo, de saber que podría sacar a mi familia adelante si fuera necesario, y también quiero ser un ejemplo para mi hija y demostrarle que se puede hacer mucho de bueno por la sociedad trabajando (ojo, también exclusivamente dentro del hogar, eh? respeto totalmente a las que deciden ser amas de casa) y que no tiene por qué depender de nadie si no lo desea. Pero es verdad que la situación de las madres trabajadoras en este país da pena.

La sociedad (y los empresarios!!!) tienen que ponerse las pilas y comprender tres cosas:
1. Que los horarios de trabajo absolutamente absurdos de este país y sus famosas jornadas partidas hasta las mil de la tarde sólo llevan a una baja productividad, ya que el tirarse todo el día como un esclavo en el puesto de trabajo sólo genera insatisfacción, ganas de rebelarse y hacer lo menos posible ("total, aquí me voy a tirar el dia amargado")

2. Que el formar una familia es un hecho natural en la vida de las personas y necesario y beneficioso para la sociedad en su conjunto; algo NORMAL, BUENO, que se debe apoyar, y no un capricho de las mujeres que de paso se vuelven inútiles para el trabajo (al contrario; que levanten la mano todas las que se han vuelto supermujeres muchísimo más eficaces, organizadas y luchadoras que antes desde que somos madres, a que somos todas??? C*ño, que somos un chollo!!!)

3. Que tan padres son los hombres como las mujeres, que la conciliación tiene que ser cosa de DOS!!!! (a cuántos hombres conocéis con reducción de jornada y que encima no les consideren traidores en la empresa?)

Vaya sermón jajaja perdonad...pero es que este tema me enciende, podría escribir un libro con todas mis quejas, de verdad.

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:10

Es que confundimos
Una cosa es la igual y la independencia del hombre y la mujer, y otra la conciliación de la vida familiar y laboral.
Lo de las tareas de la casa e igual creo que en la mayoria de los casos esta salvado y el que no hace nada en casa, su mujer sabra porque se lo permite.
Y lo de criar a los hijos o minimo verlos de entrada si queremos igual, es un problema de ambos del padre y de la madre, o es que si no ve a papa no pasa nada y en cambio mama deberia criarlo???
Luego el tema de trabajar para la mujer como comentan mas abajo, no deberia ser solo por el dinero y la verdad es que muchas veces no se puede encontrar otro motivo, en estos casos esta el o la que trabaja por necesidad, si no no come y el o la que parece masoca, bien porque se gasta lo mismo en guardes...y odia ir a trabajar o porque no quiere trabajar pero encima no lo necesita para vivir, solo para comparse un coche de 40.000 euros.
Y es que ya no estamos en una cultura de necesidad, si no de consumo y a veces se nos va de las manos, algunos se cuelgan medallas diciendo que trabajan para darles a sus hijos lo que ellos no han tenido, pero acaso necesitan un móvil de ultimisima generación con 8 años, banda ancha para chatear...la wii.....

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:14


Ya me gustaria a mi poder tener mi trabajo de 9 a 14 (ojo, estar sin trabajar no, porque se que caeria la casa encima) y por las tardes poder cuidar de mi hija y mi casa

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:15

En muchos casos es asi
y el dinero se estira y se estira y si no llega no hay mas solución que trabajar y tirar de abuelos....
pero es que a veces se vive por encima de las posibilidades, hace unos años yo veia gente que se compraba unos pisos........como el banco te daba la hipoteca pues ala, aunque no me quede para un cafe yo burro grande ande o no ande...asi con el coche, la tele de plasma...
desde luego antes aun sin dinero, casa si solian tener de herencia o al menos valian poco, pero es que ahora hay gente que no se lo piensa y se lia la manta a la cabeza y se empeñan sin poder.

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:17

Gran verdad
Antes las mujeres trabajaban como mulas, y muchas veces sin que se les reconociera o se les pagara...

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:18

Yo
Trabajo por las dos cosas: Por que lo necesito porque siendo sincera, si yo no trabajase no pagaríamos la hipoteca (o no comeríamos). Pero si mi marido ganara 1300 euros más (mi sueldo) también trabajaría. Ahora, posiblemente también te digo que si pudiera habría pedido algo de excedencia para llevar un poco más tarde al peque a la guarde. Fue con 7 meses y medio porque mi marido estaba en paro en ese momento y se pudo quedar con él, que me parece un poco pronto pero bueno, al menos ya tenía más de 6 meses, se sentaba solito... no se, lo veía más hechito, pero el bebé que viene ahora, a no ser que algo cambie, va a tener que ir con 5 meses y es algo que me tiene bastante fastidiada la verdad. Si pudiera económicamente retrasaría su entrada en la guarde al menos hasta los 9 meses, Un beso

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:22

Jajajaja ¡¡¡¡viva la revolución!!!!
Me encanta ¡¡que revindicativa!! pero es que tienes razón, aquí hay muchas mamás cuyos maridos no han cambiado aún ni un pañal ¿o no es verdad? Yo creo que la labor está en parte en nosotras. Yo no me puedo quejar, mi chico trabaja fuera y dentro lo mismo que yo, pero también os digo que al principio no era del todo así. Él tenía buena voluntad pero con el tiempo ha ido evolucionando, pero también porque yo le he montado unos pollos de c@jones, y aquí hay muchas chicas que permiten que sus chicos se toquen las pelotis mientras ellas curran como esclavas

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:26
En respuesta a bbs28

Es que confundimos
Una cosa es la igual y la independencia del hombre y la mujer, y otra la conciliación de la vida familiar y laboral.
Lo de las tareas de la casa e igual creo que en la mayoria de los casos esta salvado y el que no hace nada en casa, su mujer sabra porque se lo permite.
Y lo de criar a los hijos o minimo verlos de entrada si queremos igual, es un problema de ambos del padre y de la madre, o es que si no ve a papa no pasa nada y en cambio mama deberia criarlo???
Luego el tema de trabajar para la mujer como comentan mas abajo, no deberia ser solo por el dinero y la verdad es que muchas veces no se puede encontrar otro motivo, en estos casos esta el o la que trabaja por necesidad, si no no come y el o la que parece masoca, bien porque se gasta lo mismo en guardes...y odia ir a trabajar o porque no quiere trabajar pero encima no lo necesita para vivir, solo para comparse un coche de 40.000 euros.
Y es que ya no estamos en una cultura de necesidad, si no de consumo y a veces se nos va de las manos, algunos se cuelgan medallas diciendo que trabajan para darles a sus hijos lo que ellos no han tenido, pero acaso necesitan un móvil de ultimisima generación con 8 años, banda ancha para chatear...la wii.....

Sí son cosas distintas...
...pero para juzgar las consecuencias de la independencia de la mujer y de la supuesta "igualdad" no podemos separarlas del tema de la conciliación (por lo menos no en el caso de las familias con hijos o personas dependientes).

Lo de las tareas de la casa yo no creo que esté nada salvado; desgraciadamente la mayoría de los hombres hacen mucho menos en casa que las mujeres, hasta los que hacen algo. Además todavía está muy extendida la forma de pensar de "qué bueno es, cuánto ayuda en casa y con los niños"; en lugar de entender que es su obligación y lo normal.

En lo demás que dices estoy de acuerdo; lo de no ver a los hijos es un problema para los dos, y sobre todo, para los hijos, que deberían tener derecho a pasar un tiempo razonable con sus padres. También es triste que muchísimas mujeres (bueno, y hombres, claro) trabajan por pura necesidad, sin que el trabajo les sea gratificante, porque hoy día llegar a fin de mes está como está, y con un sueldo ni te cuento.

De todas formas, una cosa que no se tiene en cuenta cuando se piensa en lo de si vale la pena trabajar con lo que cuestan las guardes, por ejemplo...los beneficios de trabajar no son sólo el llegar a fin de mes...es el tener una pensión y una seguridad económica en el futuro (aunque no sea para tirar cohetes), una independencia, el saber que si pasa algo tú también puedes tirar de tu familia...

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:43

Absolutamente de acuerdo contigo
Y porque mi bebé es una niña, pero si al siguiente es niño, le voy a enseñar un montón de cosas, sobre todo que vea que si los dos trabajan, los dos reparten el trabjo de la casa al 50 %, NADA DE "AYUDAR", quitémonos ese concepto antiguo de "si yo ayudo a mi mujer"
Y además hará unos pasteles en la cocina que te mueres

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 12:55

Esta claro..
que todo esta en la educacion de los padres

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 13:35

Eso por supuesto
¡En nosotras está el futuro! y las que no podáis cambiar a vuestros maridos por lo menos educad a vuestros hijos.

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 14:31

Con respecto a que todo está en la educación en la infancia
eso es verdad, pero sólo en parte. Evidentemente que si para mis hijos es normal ver que su papi baña, cocina, limpia, hace camas etc, ellos lo asumirán como normal. Ahora, a mí que no me venga el gañán de turno a decir es que me acostumbraron así, y no puedo cambiar. Que a echar un kiki no te enseñaron en casa y bien que te las arreglas (en principio). Hay tíos que hay que educar, bueno, de nuestra quinta casi todos, a mí me dice mi suegra: yo le limpiaba los zapatos a mi marido todas las noches, y yo le digo: pues yo no, porque soy más moderna que tú ( no te j...). Así que no nos queda otra que asumir que también es responsabilidad nuestra ponernos en nuestro sitio e implicarlos en las cosas de casa, de nada vale lamentarse y seguir como esclavas.
Por qué no seré lesbiana...qué fácil sería todo.

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 14:42

Dependencia
nosotras seremos más independientes en general pero ellos, en su mayoría, siguen dependiendo de nosotras y es una carga: que si dónde está la leche (delante de sus narices, habitualmente), que si no has metido pañales en la bolsa de carrito (será "no hemos metido...", no?) su distinto concepto de la limpieza y orden, etc... Nosotras trabajamos, cuidamos del niño y también de la casa, somos madres, amantes y señoras de la limpieza, eso sí, yo no podría ser ama de casa, me ahogaría.

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 14:54

A los hombres,
esos seres que se creen que la ropa sucia va volando hasta el cesto. Los que se creen con más derecho que las mujeres para irse a tomar la cervecita con sus amigotes, mientras tú te quedas al cuidado de los niños. Los que acaban el papel del baño,, y no sólo no lo reponen, sino que demás dejan el rollo acabado esperando a que se multiplique. Y así un sinfín de cosas.
Ellos llegan a casa de trabajar, y se sientan con la cerveza, y esperan a que tú lo hagas todo, y si se dignan a hacer algo, lo hacen mal para que la próxima vez ya no te moleste ni en pedírselo.
Y la culpa de todo esto la tienen las suegras, esas que se creen con el derecho de decirte cómo tienes que educar a tus hijos, aún viéndolos de pascuas a viernes. Pero el día que los ven le cuentan a todas sus amiguitas cómo conocen a sus nietos.
Lo que sí tenemos es que evitar que nuestros hijos pasen por todo esto. Educarlos en la igualdad y el respeto. Pero una igualdad en la que hombres y mujeres se comprometan con las labores del hogar, siempre a un 50% y también con la educación de los hijos. Y que no toda la responsabilidad recaiga solo en la MUJER.

Me gusta

10 de julio de 2009 a las 14:59
En respuesta a yosiquese

A los hombres,
esos seres que se creen que la ropa sucia va volando hasta el cesto. Los que se creen con más derecho que las mujeres para irse a tomar la cervecita con sus amigotes, mientras tú te quedas al cuidado de los niños. Los que acaban el papel del baño,, y no sólo no lo reponen, sino que demás dejan el rollo acabado esperando a que se multiplique. Y así un sinfín de cosas.
Ellos llegan a casa de trabajar, y se sientan con la cerveza, y esperan a que tú lo hagas todo, y si se dignan a hacer algo, lo hacen mal para que la próxima vez ya no te moleste ni en pedírselo.
Y la culpa de todo esto la tienen las suegras, esas que se creen con el derecho de decirte cómo tienes que educar a tus hijos, aún viéndolos de pascuas a viernes. Pero el día que los ven le cuentan a todas sus amiguitas cómo conocen a sus nietos.
Lo que sí tenemos es que evitar que nuestros hijos pasen por todo esto. Educarlos en la igualdad y el respeto. Pero una igualdad en la que hombres y mujeres se comprometan con las labores del hogar, siempre a un 50% y también con la educación de los hijos. Y que no toda la responsabilidad recaiga solo en la MUJER.

Las suegras sí pero
llega una edad en que la educación recibida no puede ser justificación para todo. No nos queda otra que ponernos firmes, marcas límites y obligaciones, repartir. No se puede una estar quejando pero tenerlo como un pincel si no qué vergüenza, si no quiere llevar la camisa sin planchas que coja la plancha y practique, que nunca es tarde, y si no que la lleve como quiera.

Me gusta

Volver al foro

Anteriores conversaciones
Número de respuestas
Último post

Do you know this products?

Principio de la página