Foro / Maternidad / Interrupción voluntaria del embarazo

Off topic, pero quería colgar esto

5 de octubre de 2010 a las 17:20 Última respuesta: 6 de octubre de 2010 a las :05

El Vaticano critica la concesión del Nobel al padre de la fecundación in vitro
Redacción

BBC Mundo

Fuentes del Vaticano criticaron este lunes la concesión del premio Nobel de Medicina al pionero de la fecundación in vitro, el británico Robert Edwards.

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida, el español Ignacio Carrasco de Paula, aseguró que el galardón a Edwards está "fuera de lugar".

"Sin Edwards no existiría el mercado de los ovocitos. Sin Edwards no habría congeladores llenos de embriones a la espera de ser transferidos a un útero, o más probablemente para ser utilizados para la investigación, o bien para morir abandonados y olvidados por todos", aseguró el máximo responsable de la institución vaticana encargada de los problemas de biomedicina y de la defensa de la vida.

Pese a que reconoció los méritos de Edwards para hacerse con el galardón por su trabajo en el campo reproductivo, Carrasco, quien dijo hablar a título personal, señaló que "Edwards inauguró una casa, pero abrió la puerta equivocada desde el momento en el que se centró en la fecundación in vitro y consintió de forma implícita el recurrir a donaciones y compraventas que implican a seres humanos".

Según explicó el corresponsal de la BBC en Roma, David Willey, el Vaticano se opone a la fertilización in vitro porque implica separar a la fecundación del intercambio sexual entre marido y mujer, y con frecuencia lleva a la destrucción de embriones.

Otras voces se han sumado a las críticas a la concesión del Nobel a Edwards, como la del presidente de la Asociación de Ciencia y Vida del Vaticano, Lucio Romano.

En declaraciones a Radio Vaticana, Romano aseguró que la fecundación in vitro "ignora todos los problemas de la ética y subraya que el hombre puede ser reducido de un sujeto a un objeto".

Además, dijo que este tipo de fecundación es "inaceptable", ya que supone "seleccionar" y "eliminar" embriones humanos.

Romano aseguró que Edwards pasará a la Historia por aplicar al ámbito humano "técnicas del mundo animal", y apostilló que estos métodos no significan "progreso".

No es la primera vez que Edwards se enfrenta a las críticas. Sus descubrimientos no contaron en un principio con el apoyo financiero de muchas instituciones públicas, ya que la cuestión de la reproducción artificial resultaba polémica en la década de los 70 y había partes de la sociedad, de la iglesia y la comunidad científica que se oponían a esta técnica argumentando aspectos éticos y morales.

"Padre de los niños probeta"

Edwards ha trabajado en el tratamiento de la infertilidad desde 1950.
Con la concesión del Nobel de Medicina, el conocido como "padre de los niños probeta" se lleva así el que es considerado como el máximo reconocimiento al que puede aspirar un científico, que es concedido cada año por el Instituto Karolinska de Suecia.

El investigador, de 85 años, ha trabajado en el tratamiento de la infertilidad desde 1950.

El logro de Edwards reside en haber sido capaz de extraer el óvulo del cuerpo de la mujer, averiguar cuándo está preparado para ser fertilizado, activar los espermatozoides para que fecunden este óvulo en una probeta y volver a insertarlo en el cuerpo de la mujer.

Como resultado del éxito de cada uno de estos procesos nació en 1978 la británica Louise Brown, la primera niña probeta del mundo.

Este hecho abrió las puertas a una revolución en el tratamiento de la infertilidad humana.

Desde 1978, cuatro millones de personas han nacido en el mundo utilizando la fecundación in vitro.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2010/10/101004_2219_premio_nobel_edwards_criticas_vaticano_jg.shtml

Ver también

5 de octubre de 2010 a las 23:42

Cuatro millones de personas le deben la vida
Mi sentido homenaje a este sabio.

Me gusta

5 de octubre de 2010 a las 23:50
En respuesta a an0N_962558999z

Cuatro millones de personas le deben la vida
Mi sentido homenaje a este sabio.

Y muchos más millones
padres, abuelos, hermanos, parejas... La verdad es que es apasionante.

Los de HO ya están poniendo el grito en el cielo por esto, no lo dudes.

Me gusta

5 de octubre de 2010 a las 23:57
En respuesta a an0N_796338799z

Y muchos más millones
padres, abuelos, hermanos, parejas... La verdad es que es apasionante.

Los de HO ya están poniendo el grito en el cielo por esto, no lo dudes.

Amos no me jodas que me incomodas
¿Tanto les fastidia la vida?

Me gusta

6 de octubre de 2010 a las :05
En respuesta a an0N_962558999z

Amos no me jodas que me incomodas
¿Tanto les fastidia la vida?

Me he tapado la nariz y he entrado en su web para traerte la "noticia"
"La concesión del Nobel a Edwards alienta el mercado de embriones humanos"
El presidente de la Pontificia Academia para la Vida y la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos denuncian el elevado coste de estas investigaciones: el debilitamiento de la dignidad humana.


REDACCIÓN HO / ACIPRENSA.- El Presidente de la Pontificia Academia para la Vida, Mons. Ignacio Carrasco de Paula, ha advertido tras conocerse el fallo de la Academia sueca que la concesión del Nobel de medicina a Robert Edwards por sus investigaciones en la fertilización in vitro alienta el "mercado" de embriones humanos que esperan ser colocados en un útero, ser usados en investigaciones e incluso "morir abandonados y olvidados por todos".

En una declaración con la que respondió hoy a los periodistas dada a conocer por Radio Vaticano, el prelado vaticano comentó que habían otras opciones para este Nobel como "McCullock y Till, descubridores de las células estaminales, o incluso Yamanaka, el primero en crear una célula pluripotente inducida" a partir de las células ratones.

La elección de Edwards, señala, "no parece completamente fuera de lugar, de una parte, está dentro de la lógica del comité que asigna el Nobel, y de otra el científico británico no es alguien a quien minusvalorar: ha inaugurado un capítulo nuevo e importante en el campo de la reproducción humana, cuyos resultados están a la vista de todos, comenzando por Louis Brown, la primera niña nacida de la fertilización in Vitro, ahora de unos treinta años y ella misma madre de modo perfectamente natural de un niño".

Sin embargo, explica Mons. Carrasco, son muchas las razones que generan perplejidad. "Sin Edwards no habría mercado de óvulos, sin Edwards no habría congeladores llenos de embriones en espera de ser transferidos a un útero, o más probablemente esperando ser usados en investigaciones o tal vez esperando morir abandonados y olvidados por todos".

"Creo que Edwards inauguró una casa pero abrió la puerta equivocada desde el momento en que puso todo en la fecundación in vitro y consintió implícitamente el recurso a la donación y a la compra-venta que involucra seres humanos", continuó.

Finalmente el Presidente de la Pontificia Academia para la Vida dijo que "con esto no se ha modificado ni el cuadro patológico ni el cuadro epidemiológico de la infertilidad. La solución a este grave problema vendrá por otro camino menos costoso y ahora ya en avanzado proceso de construcción. Es necesario ser pacientes y confiar en nuestros investigadores y médicos".



La fertilización in vitro atenta contra dignidad humana

Por su parte la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos (FIAMC) dio a conocer una declaración en la que expresan su sorpresa por la concesión del Nobel de medicina a Edwards y explicaron que "como católicos creemos en la absoluta dignidad de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios. La dignidad existe desde el primer momento de la concepción de un ser humano y se queda con él hasta la muerte natural".

Los miembros de la FIAMC señalan que "pese a que la fertilización in vitro ha traído alegría a muchas parejas que han concebido a través de este procedimiento, se ha hecho a un costo enorme. Ese costo es el debilitamiento de la dignidad de la persona humana. Muchos millones de embriones han sido creados y descartados en estos procedimientos".

"No solo estos seres humanos han sido creados como animales experimentales destinados a la destrucción, especialmente en las primeras etapas, sino que este uso ha llevado a una cultura en la que (los embriones) son vistos como bienes, en vez de lo que son: preciosos individuos humanos", prosiguen.

Seguidamente expresan que como médicos católicos "reconocemos el dolor que la infertilidad trae a una pareja, pero igualmente creemos que la investigación y los tratamientos necesarios para solucionar los problemas de la infertilidad tienen que ser conducidos dentro de un marco ético que respete la especial dignidad de cada embrión humano, que no es distinta a la de un adulto maduro o una mente brillante".

Finalmente la declaración de los médicos católicos señala que "la historia de nuestra salvación por Jesucristo nos muestra que la humanidad sufre cuando olvida o ignora el hecho de que Dios es nuestro creador y que nosotros somos sus criaturas. Sólo podemos ser plenamente humanos si vivimos de acuerdo a la voluntad de Dios respetando la dignidad especial que tiene todo ser humano".

Me gusta

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir