Foro / Maternidad / Tu bebé

Mis experiencias con la crianza natural (sin animo de crear polemicas )

29 de abril de 2009 a las 23:58 Última respuesta: 30 de abril de 2009 a las 22:13

Hola amigas,

Llevo días leyendo una serie de posts que han suscitado bastante polémica sobre los dichosos temitas, y la verdad, aunque yo no he entrado al trapo, me parece bastante triste el ambientillo que se ha creado... se supone que si somos madres, tenemos que ser lo suficientemente adultas como para "filtrar" la información que no nos interesa, no?

En fín, a lo que iba... y con el máximo respeto para las madres que crían a sus hijos de forma distinta, quiero contaros mis experiencias con la crianza de mi hija...

Ariadna nació el 11 de Diciembre del 2008, de parto natural en el hospital (yo hubiera querido parir en casa, pero mi marido no estaba cómodo con la idea), pero sin anestesia ni episiotomia. No obstante, fue un parto provocado porque no dilataba, y estuve a puntito de que me hicieran cesárea. La epidural no me hizo falta, pues no tenia contracciones ni con la oxitocina... no se ni cómo dilaté, la verdad...

Nunca me planteé dar biberón, más que nada porque me parecía "muy esclavo" levantarse por la noche a preparar el bibe. Y tuve suerte, porque mi hija enseguida se agarró al pecho. Si no, no se qué hubiera pasado... el caso es que hasta que he entendido que para dar el pecho sin volverse loca, habia que librarse primero de todos los prejuicios, pasaron varias semanas caóticas (tomas cada X horas, sólo le daba el pecho en casa o en el coche, pesaba a mi hija cada 2 - 3 días, era super rigurosa con la postura, siempre sentada con la espalda bien recta, con la luz muy bajita y susurrando cositas a mi bebe... en fín, todo un ritual). Por no hablar de los "consejos" de mi madre y de mi suegra (ambas empezaron dando el pecho pero antes del mes ya nos enchufaron el bibe porque "nos quedabamos con hambre, seguramente le pasa lo mismo a Ariadna..."), y también de mi marido!!

Obviamente, mi hija dormía en su cuna, y por la noche pasabamos más rato intentando dormirla que durmiendo...

Así que nada, ni mi hija ni yo estabamos felices con la situación, y decidí cambiar radicalmente de filosofía.

Por poner algunos ejemplos:

Pasé de los horarios. Si mi hija llora, me saco la teta, aunque haya mamado hace 20 minutos...
Empecé a practicar colecho, me dejaba el pecho fuera y ella milagrosamente se servía cuando tenia hambre... y las dos empezamos a descansar como Dios manda...
Le doy el pecho donde sea, e intento seguir haciendo lo que estaba haciendo (viendo la tele, leyendo, en el ordenador, comiendo en un restaurante, o incluso dirigiendo una reunión en mi empresa con la niña enganchada!!!!). Ya me da igual, al que no le guste, que no mire y punto...
Me he convertido en una malabarista capaz de arrastrar el carrito con una mano y cargar a mi hija con el otro brazo, MIENTRAS LE DOY EL PECHO EN UN CENTRO COMERCIAL!!!
Mi hija se duerme al pecho y lo que antes me llevaba horas conseguir, ahora no son ni 5 minutos!
Y obviamente, mi hija no va a pisar ninguna guardería hasta que no haya mas remedio, porque cuando me ponga a trabajar "en serio" a principios de otoño plantearé el poder llevarme a mi hija a la oficina..
Y puedo seguir...

Todo esto es muy bonito, si.. pero... me he convertido en una esclava de mi hija...

Desde que nació, no he pisado una peluquería... no he podido ir a depilarme, no me he podido beber ningún cubata, no he podido ir al cine, tengo la espalda destrozada, y la relación con mi marido es muy distinta a la que me gustaría tener... obviamente, nos hemos olvidado de las noches de pasión y de las cenas románticas, y no os podéis imaginar lo mucho que echo en falta ambas cosas

En cambio, mi hija esta feliz de la vida, eso sí, siempre y cuando esté con su mamá y en brazos a ser posible...

Ya es muy tarde para dar marcha atrás Pero, probablemente, si lo hubiera sabido antes, me lo hubiera pensado varias veces... me río de la esclavitud de preparar un biberón a las 4 de la madrugada jajajajaj..

Sinceramente, no se el tiempo que me queda a mí para acabar loca de remate por culpa de la crianza!!!

Si agún día tengo otro hijo, me apuntaré al Club del Biberón con los ojos cerrados, arriesgándome a que algunas personas me tachen de egoista y de mala madre...

Ver también

30 de abril de 2009 a las :44

Verás...
El problema es que mi hija está enganchada a mi y a mi pecho...

Me compré un sacaleches, y lo he usado 2 veces (por cierto, tardé casi una hora en sacarme una cantidad medio decente!).. una porque tuve que ir a urgencias pensando que tenía apendicitis, y la otra porque un día intenté evadirme comiendo con unas amigas sin niña..

Y a la hora ya estaba llamándome su padre con la niña histérica por que no había manera de que se tomase el biberón.. cuando volví, intenté dárselo yo probando con varias tetinas, y nada...

Y el tema de salir a comprar justo cuando la niña ha mamado jejejej la mayoría de las veces funciona, pero el otro día estando en El Corte Inglés empezó a montar el numerito, a meterse los puños en la boca mirándome con cara de pena... y entonces ves que la gente te empieza a decir "está muerta de hambre, pobrecita".. y yo pues "si, esto tiene fácil solución", la saqué del carrito, la tapé con su toquilla, y ala, pecho fuera sin que se viera nada, eso si...

Sinceramente, creo que a no ser que el cambio sea radical (es decir, que la destete!), no van a cambiar las cosas... nisiquiera ahora que he empezado a darle papillas de fruta para merendar puedo dejarla sola, ya que después de comérsela toda, luego va al pecho y mama como si no se hubiera tomado la papilla....

Besos!!!

Me gusta

30 de abril de 2009 a las :45

Me ha encantado leerte!!!
Con mi hijo no practico la CN, pero la conozco de cerca porque yo fui criada siguiendo muchos de sus preceptos y mi hermana sí la practica con su hija. De hecho, tanto mi madre como mi hermana tienen relación con varias asociaciones relacionadas con ello.

Mi madre educó a sus tres hijas de la forma que ella consideraba más lógica, sin saber si quiera que existiera una forma de educar a sus hijos llamada CN (no sé ni si existía en esa época). Nacimos en casa, mamamos hasta los 3 años, practicamos colecho, llevamos pañales de tela y mi madre renunció a su vida profesional para criarnos, por lo que no pisamos un colegio hasta la edad obligatoria.

Mi madre continúa pensando que es la forma en la que debía educar a sus hijas, sin embargo, reconoce que algunas cosas no fueron tan buenas como pudiesen parecer. En primer lugar, tuvimos muchos problemas en adaptarnos al colegio, tardamos mucho en entablar relación con otros niños, nos hubiese hecho falta sociabilizar, estar en contacto con otros niños y no ser tan dependientes de nuestra mamá. Ello no significa meter a un niño en la guardería a los 4 meses, sino estimular nuestra independencia.

Y peor lo pasó mi madre, en cuanto crecimos y empezamos a tener amigos y ser un poco más autónomas, lo pasó muy mal. Acostumbrada a estar siempre con sus hijas, empezó a encontrarse muy sola, había centrado su vida en nosotras y de repente ésta se vino abajo. Tardó mucho tiempo en recuperar amistades perdidas y retomar su vida profesional.

Sin embargo, continúa diciendo que la CN es una buena opción sin caer en el radicalismo, sabiendo adaptarse a las circunstancias de cada uno. Entre el blanco y el negro hay muchos matices de gris. Mi hermana sí es seguidora de la CN, a diferencia de mí, que respeto profundamente esa forma de criar a los hijos (y admiro porque entiendo que es muy sacrificado), pero que no comparto. En mi familia se respeta mi decisión y nunca han puesto en duda la forma en que crío yo al mío.

Perdonad el rollo que os he contado, pero es que me ha gustado tanto el texto y me ha parecido tan sincero...
Un beso y que haya paz, por Dios!!!!!
Lara + Joan


Me gusta

30 de abril de 2009 a las 1:16

Gracias por vuestro apoyo y consejos
Visto lo visto, es muy duro esto de ser madre jajajja

Si que es verdad que hay mil formas de enfocar las cosas , pero cuando tienes el método establecido, es muy dificil cambiarlo sin traumas... y la verdad, prefiero sacrificarme yo, aunque me cueste mi salud mental, que no que se sacrifique mi hija.

Estoy convencida de que si pudiera dejar a mi hija con sus abuelos para poder salir a cenar tranquilamente con mi marido, estaría echándola de menos a los cinco minutos de haber salido de casa, y probablemente terminaríamos volviéndonos.. pero al menos tendría la opción, no?

Un besote a todas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Me gusta

30 de abril de 2009 a las 9:15

Pues no, no pedí opinión...
Solo quise desahogarme... y bueno, por si no quedó muy claro en mi mensaje, la opcion que yo sigo con mi hija no es la de únicamente darle el pecho (que eso es lo que quería hacer al principio), sino que es algo mucho más global, algunos lo llaman crianza natural... Básicamente se trata de seguir mi instinto olvidándome de los prejuicios, escuchando a mi cuerpo y al de mi hija. y si, es muy bonito, pero es extremadamente esclavo.

Y claro que me gusta la situación, si no ya la habría cambiado jejejej, pero eso no quiere decir que el tema no tenga sus inconvenientes (básicamente creo que ninguno para ella, y todos para mí).

Y como de las experiencias se aprende, pues si Ari algún día tiene un hermanito, intentaré que las cosas estén más repartidas

Y como resulta que para mí, limitarme a dar el pecho no funcionó, pues me iré directamente al bibe, que estoy convencida de que es igualmente bueno y que la relación madre-hijo es igual de estrecha.

Yo fui criada con bibe y no fui a la guardería, y estaba súper enmadrada hasta que fui al cole. Y nunca he tenido ningún trauma ni por una cosa ni por la otra.

Y mi hija también tiene sus horarios (obviamente no con la comida!) y su ritmo, y se lo pasa bomba cuando esta con los bebés de mis amigas que tienen un par de meses menos que ella (hará 5 meses el 11 de Mayo).

La verdad es que sólo quería desahogarme, y de paso dar mi punto de vista al temita de moda de los últimos días intentando no crear mal rollo hablando de mi experiencia...

Un beso!!!


Me gusta

30 de abril de 2009 a las 9:18

No te creo
Lo siento, pero no me lo creo.

Me gusta

30 de abril de 2009 a las 9:21

Pues yo creo que tampoco te ha ido tan mal.
Yo soy del club del bibe porque no me quedó otra, y tampoco me ha ido mejor. Tmbién voy a acabar loca de remate porque no cuando no duerme, no quiere comer, etc...

Me gusta

30 de abril de 2009 a las 9:55


Te leo y me siento muy identificada jejejejej
Mi peque si fuera por ella siempre estaría enganchada a la teta! Tiene 3 meses casi y se ha pegado los 2 primeros casi 24 horas en la teta, era ponerla en la cuna y como si la pinchase, así que a la cama, que por lo menos así duermo algo, mi vida social se desarrolla bien, eso si, todo el mundo me tiene las tetas muy vistas ya, y para hacer la compra o pasearme por un centro comercial he optado por la mochilita portabebes, la pongo ahí y teta al aire, y ella enganchada a su teta y mirando muy feliz todas las luces y cotilleando ^^
Yo si que tengo que decir que tambien le doy biberon (por las noches, con un poquito de tila, para que se relaje, que es muy hiperactiva)

Yo supongo que como no escarmiento, supongo que cuando venga un hermanito tambien le daré pecho, eso si, la carita que ponen cuando ven que se acerca su tetilla es para comerselos jejeje, y que estamos en crisis y es mas barato!!!!

Me gusta

30 de abril de 2009 a las 11:28

Mi punto de vista
Creo que en tu caso has dejado llevar las cosas demasiado al límite. Imagino que se puede ser seguidora de una filosofía del estilo "crianza natural" pero sin entrar en un fanatismo en el que la madre deja de tener su propia identidad.
Está claro que si tú no eras feliz de ese modo es que no iba con tu forma de ser.
Hay cosas de las que cuentas que me parecen estupendas, lo de dar la teta en cualquier sitio, etc. Claro que lo de dar la teta en una reunión de empresa no me parece muy correcto.
Tampoco creo que la solución en tu caso sea darle el biberón directamente, sabiendo que la teta es lo mejor y yéndote bien con el tema.
Yo a mi segundo hijo le estoy dando biberón desde que nació pero los motivos no son ni parecidos a los que tu cuentas, pero conozco a madres que están dando teta y no tienen ese nivel de esclavitud que tu expones.
Para mí el problema está en llevar esta filosofía al extremo y más ahora que las mujeres trabajamos fuera de casa como el que más.
Imagino que tu hija se regulará un poquito más cuando empiece a tomar otro tipo de alimentos: cereales, fruta, etc. y podrás estar un poco más relajada.
Que tengas suerte!

Me gusta

30 de abril de 2009 a las 11:31

Gracias, gracias y mil veces gracias
Tengo 2 niños uno de 10 años y otro de 1, con los dos les intenté dar el pecho pero no se engancharon al pecho o no tuvimos paciencia suficiente el caso es que cuando nos los pesaron al salir del hospital y uno había perdido 150 gramos y el otro 200 inmediatamente probamos el biberón y Oh!!! los niños tomaron todo el bibe durmieron un par de horas o tres y vuelta a intentar pecho nada, le ofrecemos el biberón y ale todo de un tirón aunque al principio utilicé el sacaleches poco a poco se va retirando y claro a los 3 meses ya nada sólo el biberón. Mis niños son sanos pero siempre tengo esa pequeña culpa de haber tenido más paciencia y cada vez que veo a una mami dando de mamar a su bebe siento que se me saltan las lágrimas porque nosotros no pudimos, luego te machacan mucho porque siempre te dicen lo mejor lo natural, el niño está más protegido...
No lo se si en un futuro tengo otro hijo lo volveré a intentar pero si de nuevo nos pasa lo mismo no pienso volver a sentirme mal porque leyendo experiencias como la tuya veo que cada uno excoje o mejor para su bebe y siempre tengo el ejemplo de mis niños que son completamente sanos y felices.
De nuevo muchas gracias por desmitificar lo maravillosísimo de la lactancia materna.

Me gusta

30 de abril de 2009 a las 12:13


Bueno,depende de como lo viva cada una,no?
Cuando he empezado a leerte me he sentido reflejada,luego cuando pasas ha explicar que eres esclava de tu hija pues...Bueno,yo no lo vivo así,yo tan feliz.Igual que voy al super voy a la pelu.Igual que al Centro comercial voy a depilarme.Sobre cubatas no digo nada que de siempre que no bebo.
A cenar he salido alguna vez gracias a mi madre y a que me "ordeño" alguna toma y las noches(mejor tardes,jajajaj) de pasión pues ahi están tambien,reducidas por el cambio de vida los primeros meses,pero el cambio estaria igual con teta o bibe,al menos para mí.

Me gusta

30 de abril de 2009 a las 21:36

Mi historia con mi bb
No me considero CN ni artifical pero si coincido en algunos puntos con una y con otra tendencia jeje

Iker nacio por cesarea porque no dilaté.
Tuve grietas en los pezones durante casi todo el primer mes!!!
Somos de mexico, y acá solo tenemos 42 días antes y 42 dias despues de parir, de incapacidad laboral.
Regresé a la oficina cuando Iker tenia 2 meses y 3 dias, me lo pude llevar al trabajo, mi jefe es muy considerado.
Fue dificil, al pasar las semanas era peor, Iker lo paso muy mal en la oficina.
Y con 4 meses y medio, a la guarde... Malo!!! un par de semanas y enfermó de todo cuanto pudo.
Luego mi suegra se ofrecio a cuidarlo y hasta la fecha (tiene 14 meses) sigue pasando las mañanas con las abuelas, unos días con una, otros días con la otra, los domingo y las tardes son para estar con mami. Al dejarlo con mi suegra para ir a trabajar, era regresar y enganchado toda la tardea la teta y mas despertares nocturnos, que se solucionaban con teta en 2 minutos.
El primer alimento de Iker, a los 4 meses fue 1 potito de manzana, y le encantó!! Y así continuo, a base de potitos, cereales y teta hasta los 11 meses, que decidio que era mas rica la comida de los grandes, porque de bebecito solo queria potitos. Pero con la teta sigue, sigue y sigue...
Sin embargo, los meses pasan tan rapido, que casi sin darme cuenta, ya parece todo un hombrecito, 14 meses... Es y siempre ha sido un bebe muy sociable, ahora se desprende muy facilmente de mi (yo soy quien se queda mal)
Supongo que el ser madre primeriza, joven y... terca
Me hizo investigar todo, todo, todo. Nunca me quedé con los consejos de mi madre ni de mi suegra.

Y despues de estos 14 meses de ser madre he aprendido:
Que la teta no es solo alimento, es consuelo de malestares, de dolores, de golpes... Es seguridad, es arrullo, es juego y curiosidad.
Que si se siente una mami esclava de su hijo, depende desde donde lo veas... Yo lo veo como una inversion. Y todo lo bueno que logre hacer por él (me refiero a conviviencia, educacion, aprendizaje) lo vale, vale la pena pasarme a segundo termino por un par de años (y creeme que como pasa en tiempo, van necesitando menos y menos de mamá), pues el beneficiado será mi hijo, cosa que no me puede poner menos que feliz. Aunque mas de una persona a mi alrededor diga que "me gusta sufrir"

Pero aclaro, que no me gusta imponer nada... Y las que dan bibe, pues bibe es!!! Y a las de teta, igual!!! Yo misma estuve a punto de dar bibe cuando tuve las grietas. Y mi suegra le dio a mi bebe varios bibes mientras yo no estuve en casa jajaja... Hasta yo cuando estuve agotada, le he preparado algunos (ya no, porque se lo quité a los 13 meses) Igual le doy leche en su vaso entrenador

En fin, espero no ofender a nadie!!! Ya que solo quise contar mi historia



Me gusta

30 de abril de 2009 a las 22:13

?
Que no puedes...?lo mismo que te lo llevas a un bar, llevarlo a la pelu, a depilarte?.
También existen los sacaleches y podeis salir de noche. Cuando el niño esté bien dormido lo meteis en su cunita y ya está...
Con un bibe también se puede despertar varias veces. NO es la falta de comida lo que les hace despertarse tanto, cuando ya le des la papilla lo verás. Muchas veces, buscan el contacto con la madre.

No sé, se pueden buscar recursos...YO tengo una experiencia muy parecida a la tuya y la califico de MARAVILLOSA. Lo tengo muy claro.

Me gusta

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir