Foro / Maternidad

Embarazos milagrosos

Última respuesta: 7 de octubre de 2017 a las 14:16
X
xira_8251913
8/3/14 a las :31

Se que muchas están como yo luchando por conseguir el anhelado embarazo que no llega. Les dejo unos links para que nos demos ánimos y esperanzas para seguir luchando. Si alguna tiene alguna experiencia como esta, por favor compártanla!
Nunca supo que estaba embarazada: http://www.youtube.com/watch?v=fKlV0ex5_sE

Mujer que muere, da a luz y revive:
http://quemas.mamaslatinas.com/inspiration/113437/la_milagrosa_historia_de_una

Varias historias:
http://elembarazo.net/foro/topic/los-milagros-si-existen-les-cuento-mi-historia

http://blogs.elcorreo.com/buscando-embarazo/2009/02/02/historias-embarazos-no-pierdan-esperanzas/

http://elembarazo.net/foro/topic/los-milagros-si-existen-les-cuento-mi-historia

http://www.planetamama.com.ar/foro/alguien-gano-la-batalla-de-infertilidad-y-otro-embarazo-t80973.html


Ver también

S
sarka_8666393
21/3/14 a las 23:46

Siempre hay una esperanza
¡Hola!

Quise entrar a este foro a participar porque yo como muchas de ustedes a través de los años he buscado la bendición de ser madre, llegan esos momentos de angustia donde te refugias buscando en internet alguna respuesta, algún caso similar al tuyo que te ayude a mantener viva esa llama de la esperanza, encontrar esa solución ante la infertilidad.

Quiero compartirles mi historia, una historia de esperanza, de fé y de Amor; que puede ser la tuya, por favor no pierdas la fé.

A los 25 años (2001) me operaron de un teratoma en el ovario derecho, en dicha operación perdí el ovario y trompa derecha y me revisaron el lado izquierdo, dando unos pequeños piquetitos al ovario para ver que todo fuera bien. Empezaron los tratamientos para tener bebé, con inducciones de ovulación, sin éxito.

Pasado el tiempo buscamos otra opinión, y vino una laparoscopia para descartar endometriosis, lo que se extirpó fué un mioma y se quitaron adherencias, razón principal por la que no se daba con éxito el embarazo.

Comenzaron las inseminaciones artificiales y luego un nuevo problema una hernia inguinal izquierda, lo que me hace llegar nuevamente a cirugía.

Volvemos a cambiar de médico, un doctor muy joven ginecólogo y biólogo de la reproducción, de esas personas que te inspiran una gran confianza para nosotros un médico como ninguno.

Comenzamos con él y empezaron las inseminaciones artificiales, igualmente sin éxito, la única solución un invitro.

Ahorramos para poder hacer el tratamiento y en marzo 2011 tenemos el primer invitro, lamentablemente se da un embarazo bioquímico.

Seguimos en nuestro afán y juntamos nuevamente dinero para otra FIV, ésta se pospone desde julio hasta octubre, por diversas causas, me tuvieron que expandir el cuello de la matriz para permitir una correcta transferencia, aumento en la prolactina, estradiol bajo, un ciclo de FIV cancelado por baja respuesta, etc.

Y por fin mi primer positivo, entre la alegría y el nerviosismo porque empezaron los sangrados, finalmente fué un embarazo ectópico que llegó hasta la semana 9, el bebé no lo localizaban ni con ultrasonido en tercera dimensión, sólo sabíamos que el embarazo seguía por la medición de la gonadotropina en sangre.

Finalmente se da la ruptura de la trompa izquierda y un derrame interno de sangre lo que me lleva de urgencia al quirófano, ahí me extraen la trompa y me queda yo sólo el ovario izquierdo, el panorama, todo mi abdomen lleno de adherencias.

Las cosas en el hospital se complican al despertar de la anestesia se me cierra la tráquea, me da taquicardia.... pero al cabo de unas horas todo está bien.

Hacia el mes de septiembre iniciamos nuestro 4to. intento de invitro. ¡Oh sorpresa! El ovario se movió y se presume está sepultado por las adherencias ya no se puede accesar a él para aspirar los folículos. Esto nos deja helados y devastados. La única alternativa una donación de folículos; y yo siendo la menor de mi familia no tengo hermanas que puedan ser candidatas.

Empezamos la búsqueda de candidata, nada fácil y Dios pone en mi camino a una amiga que me ayuda a buscar donadoras y tenemos una chica con un gran corazón que acepta.

Empieza todo el recorrido por las terapias psicológicas y después los estudios, se dan distintas situaciones que no nos permiten hacer el tratamiento, entre estradiol bajo y un ciclo con carga folicular baja, por fin en septiembre 2013 conseguimos empezar, se da la aspiración y sólo tenemos 3 folículos, sucede que la donadora tiene ovarios poliquísticos. Yo estoy con medicamento y empiezan las pruebas de progesterona, el laboratorio nos dió datos erróneos y tuvimos que aplazar un día más la transferencia, se da la transferencia sólo con 2 folículos; pero a diferencia de todos los intentos esta vez los transfieren sin problema alguno, el mioma que tengo y que sigue creciendo esta vez no interfirió.

El 14 de octubre nos hacemos el laboratorio y da positivo! Esta vez decidimos compartir la noticia y no esperar más, ante todo tener un espíritu positivo.

El 18 de ocutubre vemos por primera vez el útero, con su endometrio engrosado y un puntito, ese puntito que es nuestro bebé.

Se da una amenaza de aborto, pero salimos bien librados, se confirma que sólo es un bebé.

Hoy estamos en el séptimo mes de embarazo, ha sido un embarazo precioso, sin mayores problemas, sin todos los achaques comunes, un embarazo que estamos disfrutando maravillosamente. Ya tenemos la experiencia de sentir los movimientos del bebé, verlo en el ultrasonido. ¡Maravilloso!

Fueron tiempos difíciles, tiempos de muchas pruebas, pero le damos gracias a Dios porque todo esto nos hizo más fuertes, nos hizo una pareja más unida y más llenos de Amor.

Aquí sólo había dos cosas, la fé en Dios y la esperanza de lograrlo.

Como les decía en cada uno de estos pasos, en cada tropiezo era buscar respuestas y soluciones que realmente no encontrábamos.

Por eso les quise compartir mi historia porque no hay respuestas ni soluciones mágicas, sólo el amor y la esperanza lo puede.

Ahora está en mi vientre el pequeño Alex, que en unos meses nacerá.

Mi esposo, Alex y yo les regalamos este testimonio de amor.

NO DEJES DE LUCHAR POR ALCANZAR ESTA GRAN BENDICION.

UN ABRAZO

8 -Me gusta

X
xira_8251913
22/3/14 a las 9:04
En respuesta a sarka_8666393

Siempre hay una esperanza
¡Hola!

Quise entrar a este foro a participar porque yo como muchas de ustedes a través de los años he buscado la bendición de ser madre, llegan esos momentos de angustia donde te refugias buscando en internet alguna respuesta, algún caso similar al tuyo que te ayude a mantener viva esa llama de la esperanza, encontrar esa solución ante la infertilidad.

Quiero compartirles mi historia, una historia de esperanza, de fé y de Amor; que puede ser la tuya, por favor no pierdas la fé.

A los 25 años (2001) me operaron de un teratoma en el ovario derecho, en dicha operación perdí el ovario y trompa derecha y me revisaron el lado izquierdo, dando unos pequeños piquetitos al ovario para ver que todo fuera bien. Empezaron los tratamientos para tener bebé, con inducciones de ovulación, sin éxito.

Pasado el tiempo buscamos otra opinión, y vino una laparoscopia para descartar endometriosis, lo que se extirpó fué un mioma y se quitaron adherencias, razón principal por la que no se daba con éxito el embarazo.

Comenzaron las inseminaciones artificiales y luego un nuevo problema una hernia inguinal izquierda, lo que me hace llegar nuevamente a cirugía.

Volvemos a cambiar de médico, un doctor muy joven ginecólogo y biólogo de la reproducción, de esas personas que te inspiran una gran confianza para nosotros un médico como ninguno.

Comenzamos con él y empezaron las inseminaciones artificiales, igualmente sin éxito, la única solución un invitro.

Ahorramos para poder hacer el tratamiento y en marzo 2011 tenemos el primer invitro, lamentablemente se da un embarazo bioquímico.

Seguimos en nuestro afán y juntamos nuevamente dinero para otra FIV, ésta se pospone desde julio hasta octubre, por diversas causas, me tuvieron que expandir el cuello de la matriz para permitir una correcta transferencia, aumento en la prolactina, estradiol bajo, un ciclo de FIV cancelado por baja respuesta, etc.

Y por fin mi primer positivo, entre la alegría y el nerviosismo porque empezaron los sangrados, finalmente fué un embarazo ectópico que llegó hasta la semana 9, el bebé no lo localizaban ni con ultrasonido en tercera dimensión, sólo sabíamos que el embarazo seguía por la medición de la gonadotropina en sangre.

Finalmente se da la ruptura de la trompa izquierda y un derrame interno de sangre lo que me lleva de urgencia al quirófano, ahí me extraen la trompa y me queda yo sólo el ovario izquierdo, el panorama, todo mi abdomen lleno de adherencias.

Las cosas en el hospital se complican al despertar de la anestesia se me cierra la tráquea, me da taquicardia.... pero al cabo de unas horas todo está bien.

Hacia el mes de septiembre iniciamos nuestro 4to. intento de invitro. ¡Oh sorpresa! El ovario se movió y se presume está sepultado por las adherencias ya no se puede accesar a él para aspirar los folículos. Esto nos deja helados y devastados. La única alternativa una donación de folículos; y yo siendo la menor de mi familia no tengo hermanas que puedan ser candidatas.

Empezamos la búsqueda de candidata, nada fácil y Dios pone en mi camino a una amiga que me ayuda a buscar donadoras y tenemos una chica con un gran corazón que acepta.

Empieza todo el recorrido por las terapias psicológicas y después los estudios, se dan distintas situaciones que no nos permiten hacer el tratamiento, entre estradiol bajo y un ciclo con carga folicular baja, por fin en septiembre 2013 conseguimos empezar, se da la aspiración y sólo tenemos 3 folículos, sucede que la donadora tiene ovarios poliquísticos. Yo estoy con medicamento y empiezan las pruebas de progesterona, el laboratorio nos dió datos erróneos y tuvimos que aplazar un día más la transferencia, se da la transferencia sólo con 2 folículos; pero a diferencia de todos los intentos esta vez los transfieren sin problema alguno, el mioma que tengo y que sigue creciendo esta vez no interfirió.

El 14 de octubre nos hacemos el laboratorio y da positivo! Esta vez decidimos compartir la noticia y no esperar más, ante todo tener un espíritu positivo.

El 18 de ocutubre vemos por primera vez el útero, con su endometrio engrosado y un puntito, ese puntito que es nuestro bebé.

Se da una amenaza de aborto, pero salimos bien librados, se confirma que sólo es un bebé.

Hoy estamos en el séptimo mes de embarazo, ha sido un embarazo precioso, sin mayores problemas, sin todos los achaques comunes, un embarazo que estamos disfrutando maravillosamente. Ya tenemos la experiencia de sentir los movimientos del bebé, verlo en el ultrasonido. ¡Maravilloso!

Fueron tiempos difíciles, tiempos de muchas pruebas, pero le damos gracias a Dios porque todo esto nos hizo más fuertes, nos hizo una pareja más unida y más llenos de Amor.

Aquí sólo había dos cosas, la fé en Dios y la esperanza de lograrlo.

Como les decía en cada uno de estos pasos, en cada tropiezo era buscar respuestas y soluciones que realmente no encontrábamos.

Por eso les quise compartir mi historia porque no hay respuestas ni soluciones mágicas, sólo el amor y la esperanza lo puede.

Ahora está en mi vientre el pequeño Alex, que en unos meses nacerá.

Mi esposo, Alex y yo les regalamos este testimonio de amor.

NO DEJES DE LUCHAR POR ALCANZAR ESTA GRAN BENDICION.

UN ABRAZO

El que persevera vence.
Gracias Nohemix por contar tu historia, una lucha dura pero con final feliz. A veces nos quejamos demasiado, perdemos la fé, nos frustramos, y por eso es bueno que personas como tú cuenten sus historias para darnos esperanzas. Un beso grande.

Me gusta

A
aquokka_805c26z
5/12/16 a las 21:59

Buenas tardes, yo al igual que muchas mujeres también he pasado por las angustias de querer tener un embarazo y le prometía Dios dar mi testimonio. Me casé a los 39 años, no lo había hecho antes por diferentes circunstancias, cuando conocía al que ahora es mi esposo dije a él lo quiero, vengo de una familia numerosa con muchos niños, hermanas, cuñadasy sobrinas muy fértiles, entonces yo me imaginé que no tendría problemas hasta que pasó casi un año qe no me embaracé teniendo mi vida matrimonial sin protección, eh ahí empezó la preocupación, como todas busqué ayuda profesional e iniciamos los estudios, aparentemente todo normal, hormonales, ecografía de aparato reproductivo, histerosalpingografía, a mi esposo espermatograma y otros, no obtuve otra respuesta sino "que era por mi edad".
De todos modos yo insistí a los médicos que quería intentarlo, iniciamos tratamientos para estimular ovulación, luego hormonas y relaciones sexuales programadas, lo cual era muy estresantes para los dos, más para mi esposo, eso no funciona así, comprendimos que teníamos que relajarnos, casí un año en tratamiento de fertilidad y nada así que decidimos descansar, yo ya con 40 años de edad entrando a los 41, permanecí 4 meses sin ningún tratamiento y pun embarazada pero que lamentablemente terminó en un aborto espontaneo completo quizás por alguna malformación en el embrión a las casi 8 semanas de gestación, ya imaginarán la tristeza y el dolor que se siente.
Yo insistí pero ésta vez sin medicamentos químicos, inicié cosas naturales entre ellos, multivitamínicos con minerales que contenga ácido fólico, encontré uno fuera de mi país se llama Ovusitol, tomé maca andina, aceite de onagra, por último leí algo de la melatonina (no melanina) es melatonina.....probé todo lo que decía que ayudaba a mejorar la calidad de los óvulos porque los médicos insistían en mi edad y me dije que más daño puede hacerme, me aconsejaban inseminación, fecundación invitro y hasta ovodonación....sin dinero y sin ganas de someternos a todos esos tratamientos (mucho más mi esposo) que son tratamientos éxitosos que han logrado darles familia a muchos hogares, no estoy en contra de eso.
Ahora viene lo más imortante de todo, perdón si mi comentario es muy largo pero estoy llegando al final, cuando creí todo perdido busqué lo que no había buscado antes, fui a la iglesia y de rodillas y con llanto imparable le supliqué a MI SEÑOR JESUSCRISTO, ésta vez no exigí nada y ni recriminé nada, sólo dije Mi amado Señor te entrego mi vida, mis preocupaciones, mi salud, mi útero y todo lo que soy, pido misericordia y haz conmigo lo que tu has planeado, si no puedo ser madre dame la paz y calma para aceptarlo pero quítame éste peso de encima etc etc....pasarón los días ahora ya con 43 años y esperaba mi menstruación hace 2 meses y lo único que llegó fue la bendición y el milagro más grande que he vivido, gracias a mi Dios todo poderoso, bondadoso, estoy embarazada de forma natural, mi eco fue ayer y todo está bien, su corazoncito late fuerte fuerte lo cual es buen pronóstico y lo cual no pasó en el embarazo anterior.
El tiempo de Dios es perfecto para ÉL nada es imposible si ponemos todo nuestra confianza y esperanza sólo en Dios, pueden existir muchos programas de fertilidad pero si no se lo pedimos al SEÑOR nada ocurrirá, he puesto mi vida y ahora la de mi bebé en manos de Jesúscristo y de su Santísima Madre Virgén María, sé que el camino aún es largo pero con ELLOS a mi lado no tengo temor de nada y estoy totalmente confiada que tendré a mi bebé con mi esposo y conmigo. Gracias Dios mío y Señor mío.



 

4 -Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

L
leny1021
26/9/17 a las 20:58
En respuesta a sarka_8666393

Siempre hay una esperanza
¡Hola!

Quise entrar a este foro a participar porque yo como muchas de ustedes a través de los años he buscado la bendición de ser madre, llegan esos momentos de angustia donde te refugias buscando en internet alguna respuesta, algún caso similar al tuyo que te ayude a mantener viva esa llama de la esperanza, encontrar esa solución ante la infertilidad.

Quiero compartirles mi historia, una historia de esperanza, de fé y de Amor; que puede ser la tuya, por favor no pierdas la fé.

A los 25 años (2001) me operaron de un teratoma en el ovario derecho, en dicha operación perdí el ovario y trompa derecha y me revisaron el lado izquierdo, dando unos pequeños piquetitos al ovario para ver que todo fuera bien. Empezaron los tratamientos para tener bebé, con inducciones de ovulación, sin éxito.

Pasado el tiempo buscamos otra opinión, y vino una laparoscopia para descartar endometriosis, lo que se extirpó fué un mioma y se quitaron adherencias, razón principal por la que no se daba con éxito el embarazo.

Comenzaron las inseminaciones artificiales y luego un nuevo problema una hernia inguinal izquierda, lo que me hace llegar nuevamente a cirugía.

Volvemos a cambiar de médico, un doctor muy joven ginecólogo y biólogo de la reproducción, de esas personas que te inspiran una gran confianza para nosotros un médico como ninguno.

Comenzamos con él y empezaron las inseminaciones artificiales, igualmente sin éxito, la única solución un invitro.

Ahorramos para poder hacer el tratamiento y en marzo 2011 tenemos el primer invitro, lamentablemente se da un embarazo bioquímico.

Seguimos en nuestro afán y juntamos nuevamente dinero para otra FIV, ésta se pospone desde julio hasta octubre, por diversas causas, me tuvieron que expandir el cuello de la matriz para permitir una correcta transferencia, aumento en la prolactina, estradiol bajo, un ciclo de FIV cancelado por baja respuesta, etc.

Y por fin mi primer positivo, entre la alegría y el nerviosismo porque empezaron los sangrados, finalmente fué un embarazo ectópico que llegó hasta la semana 9, el bebé no lo localizaban ni con ultrasonido en tercera dimensión, sólo sabíamos que el embarazo seguía por la medición de la gonadotropina en sangre.

Finalmente se da la ruptura de la trompa izquierda y un derrame interno de sangre lo que me lleva de urgencia al quirófano, ahí me extraen la trompa y me queda yo sólo el ovario izquierdo, el panorama, todo mi abdomen lleno de adherencias.

Las cosas en el hospital se complican al despertar de la anestesia se me cierra la tráquea, me da taquicardia.... pero al cabo de unas horas todo está bien.

Hacia el mes de septiembre iniciamos nuestro 4to. intento de invitro. ¡Oh sorpresa! El ovario se movió y se presume está sepultado por las adherencias ya no se puede accesar a él para aspirar los folículos. Esto nos deja helados y devastados. La única alternativa una donación de folículos; y yo siendo la menor de mi familia no tengo hermanas que puedan ser candidatas.

Empezamos la búsqueda de candidata, nada fácil y Dios pone en mi camino a una amiga que me ayuda a buscar donadoras y tenemos una chica con un gran corazón que acepta.

Empieza todo el recorrido por las terapias psicológicas y después los estudios, se dan distintas situaciones que no nos permiten hacer el tratamiento, entre estradiol bajo y un ciclo con carga folicular baja, por fin en septiembre 2013 conseguimos empezar, se da la aspiración y sólo tenemos 3 folículos, sucede que la donadora tiene ovarios poliquísticos. Yo estoy con medicamento y empiezan las pruebas de progesterona, el laboratorio nos dió datos erróneos y tuvimos que aplazar un día más la transferencia, se da la transferencia sólo con 2 folículos; pero a diferencia de todos los intentos esta vez los transfieren sin problema alguno, el mioma que tengo y que sigue creciendo esta vez no interfirió.

El 14 de octubre nos hacemos el laboratorio y da positivo! Esta vez decidimos compartir la noticia y no esperar más, ante todo tener un espíritu positivo.

El 18 de ocutubre vemos por primera vez el útero, con su endometrio engrosado y un puntito, ese puntito que es nuestro bebé.

Se da una amenaza de aborto, pero salimos bien librados, se confirma que sólo es un bebé.

Hoy estamos en el séptimo mes de embarazo, ha sido un embarazo precioso, sin mayores problemas, sin todos los achaques comunes, un embarazo que estamos disfrutando maravillosamente. Ya tenemos la experiencia de sentir los movimientos del bebé, verlo en el ultrasonido. ¡Maravilloso!

Fueron tiempos difíciles, tiempos de muchas pruebas, pero le damos gracias a Dios porque todo esto nos hizo más fuertes, nos hizo una pareja más unida y más llenos de Amor.

Aquí sólo había dos cosas, la fé en Dios y la esperanza de lograrlo.

Como les decía en cada uno de estos pasos, en cada tropiezo era buscar respuestas y soluciones que realmente no encontrábamos.

Por eso les quise compartir mi historia porque no hay respuestas ni soluciones mágicas, sólo el amor y la esperanza lo puede.

Ahora está en mi vientre el pequeño Alex, que en unos meses nacerá.

Mi esposo, Alex y yo les regalamos este testimonio de amor.

NO DEJES DE LUCHAR POR ALCANZAR ESTA GRAN BENDICION.

UN ABRAZO

Hola mi nombre es Selene y tu caso es muy parecido al mio ...me encantaria recibir respuesta de q te puedo escribir y contar lo q m ha pasado ...necesito un milagro y sobre todo  animo ...espero tu milagro este en tus brazos y sobre todo gracias por escribir tu historia .

3 -Me gusta

X
xira_8251913
7/10/17 a las 14:16
En respuesta a aquokka_805c26z

Buenas tardes, yo al igual que muchas mujeres también he pasado por las angustias de querer tener un embarazo y le prometía Dios dar mi testimonio. Me casé a los 39 años, no lo había hecho antes por diferentes circunstancias, cuando conocía al que ahora es mi esposo dije a él lo quiero, vengo de una familia numerosa con muchos niños, hermanas, cuñadasy sobrinas muy fértiles, entonces yo me imaginé que no tendría problemas hasta que pasó casi un año qe no me embaracé teniendo mi vida matrimonial sin protección, eh ahí empezó la preocupación, como todas busqué ayuda profesional e iniciamos los estudios, aparentemente todo normal, hormonales, ecografía de aparato reproductivo, histerosalpingografía, a mi esposo espermatograma y otros, no obtuve otra respuesta sino "que era por mi edad".
De todos modos yo insistí a los médicos que quería intentarlo, iniciamos tratamientos para estimular ovulación, luego hormonas y relaciones sexuales programadas, lo cual era muy estresantes para los dos, más para mi esposo, eso no funciona así, comprendimos que teníamos que relajarnos, casí un año en tratamiento de fertilidad y nada así que decidimos descansar, yo ya con 40 años de edad entrando a los 41, permanecí 4 meses sin ningún tratamiento y pun embarazada pero que lamentablemente terminó en un aborto espontaneo completo quizás por alguna malformación en el embrión a las casi 8 semanas de gestación, ya imaginarán la tristeza y el dolor que se siente.
Yo insistí pero ésta vez sin medicamentos químicos, inicié cosas naturales entre ellos, multivitamínicos con minerales que contenga ácido fólico, encontré uno fuera de mi país se llama Ovusitol, tomé maca andina, aceite de onagra, por último leí algo de la melatonina (no melanina) es melatonina.....probé todo lo que decía que ayudaba a mejorar la calidad de los óvulos porque los médicos insistían en mi edad y me dije que más daño puede hacerme, me aconsejaban inseminación, fecundación invitro y hasta ovodonación....sin dinero y sin ganas de someternos a todos esos tratamientos (mucho más mi esposo) que son tratamientos éxitosos que han logrado darles familia a muchos hogares, no estoy en contra de eso.
Ahora viene lo más imortante de todo, perdón si mi comentario es muy largo pero estoy llegando al final, cuando creí todo perdido busqué lo que no había buscado antes, fui a la iglesia y de rodillas y con llanto imparable le supliqué a MI SEÑOR JESUSCRISTO, ésta vez no exigí nada y ni recriminé nada, sólo dije Mi amado Señor te entrego mi vida, mis preocupaciones, mi salud, mi útero y todo lo que soy, pido misericordia y haz conmigo lo que tu has planeado, si no puedo ser madre dame la paz y calma para aceptarlo pero quítame éste peso de encima etc etc....pasarón los días ahora ya con 43 años y esperaba mi menstruación hace 2 meses y lo único que llegó fue la bendición y el milagro más grande que he vivido, gracias a mi Dios todo poderoso, bondadoso, estoy embarazada de forma natural, mi eco fue ayer y todo está bien, su corazoncito late fuerte fuerte lo cual es buen pronóstico y lo cual no pasó en el embarazo anterior.
El tiempo de Dios es perfecto para ÉL nada es imposible si ponemos todo nuestra confianza y esperanza sólo en Dios, pueden existir muchos programas de fertilidad pero si no se lo pedimos al SEÑOR nada ocurrirá, he puesto mi vida y ahora la de mi bebé en manos de Jesúscristo y de su Santísima Madre Virgén María, sé que el camino aún es largo pero con ELLOS a mi lado no tengo temor de nada y estoy totalmente confiada que tendré a mi bebé con mi esposo y conmigo. Gracias Dios mío y Señor mío.



 

Gracias cielo azul. Es duro, a veces se pierden las esperanzas, por renovarmelas un poco, gracias!

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram